RSS Feed

Experimento number one

15 febrero, 2012 by Eva

Buenas tardes matriuskas!

Hoy vamos a empezar un experimento.

Siempre he tenido especial predilección por la Alimentación Ecológica y de calidad, en intentar comprar directamente del huerto, o como mucho de la frutería local. Se que hoy en día es bien complicado porque el trabajo, las prisas, el dinero, etc. nos impiden muchas veces hacer lo que nos gustaría en el desarrollo de este tipo de filosofías alternativas.

Hace un tiempo descubrí la página web www.mumumio.com y llevo un tiempo queriendo probarla. En ella se nos ofrece un gran catálogo de productos frescos y de calidad, muchos de ellos ecológicos y muchos también vienen directamente del productor. Pero antes de presentaros los pasos que me llevarán a completar este experimento, vamos a hablar un poquito de alimentación ecológica y alternativa

En la wikipedia encontramos la siguiente definición:

“La agricultura ecológica, o sus sinónimos: orgánica o biológica, es un sistema para cultivar una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados (OGMs) -ni para abono ni para combatir las plagas-, logrando de esta forma obtener alimentos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada.”

En cuento a la ganadería extensiva (y de paso introduzco también el concepto de extensivo):

“Los sistemas extensivos, tradicionales o convencionales de producción animal se caracterizan esencialmente por formar parte de un ecosistema natural modificado por el hombre, es decir, un agroecosistema, y tienen como objetivo la utilización del territorio de una manera perdurable, o sea, están sometidos a los ciclos naturales”

Y os preguntaréis, ¿por qué voy a cambiar mi tipo de alimentación si es mucho más cara y difícil de conseguir? He aquí unos cuantos argumentos que me sirvieron a mi misma para convencerme que debía hacer el cambio poco a poco:

- El primer motivo es que no estamos hablando del mismo producto. No es lo mismo un tomate de una gran superficie que un tomate ecológico, el sabor, la textura, el contenido en agua, el aporte de nutrientes, no son los mismos, por lo tanto no podemos comparar el precio de dos productos cuando no son el mismo.
- Porque no han sido modificados genéticamente y ayuda a la conservación de semillas autóctonas, auténtico Patrimonio de la Humanidad.
- Porque se fomenta un consumo responsable y de temporada. Evitamos que pasen cosas como esta:

En la imagen (pinchando en ella entramos a la fuente) podemos ver la costa de Almeria en 1974 y en la actualidad. Yo misma estuve en Almeria el año pasado y el paisaje es desolador, plástico, plástico y más plástico por satisfacer las necesidades que generamos (y no voy a entrar a hablar de la cantidad de tomates y fresas que se producen allí y se tiran porque no merece la pena ni ponerlas en venta).
- Porque contribuimos y apoyamos la economia local frente al capitalismo salvaje de las grandes corporaciones.
- Muchos motivos más los podemos encontrar aquí.

Por tanto, teniendo en cuenta todo esto, vamos a ver si nos sale rentable y merece la pena gastarse un poquito más de dinero por comer mejor. Vamos a seguir unos pasos con el objetivo de tener en casa una cesta de verdura y fruta ecológica la semana que viene.

Experimento numer one: cómo comer ecológico sin salir de casa

Fase 1: conseguir una cesta ecológica sin salir de casa

1. Vamos a mumumio
2. Buscamos una cesta que se adapte a nuestras necesidades. Dándole vueltas he elegido esta que esta semana estará compuesta por: Patata Nueva (0,25kg) Cebolla seca (0,25 kg) Lechuga (1 u) Coliflor (0,75 kg) Pimiento Rojo (0,2 kg) Calabaza (1,5 kg) Zanahoria (0,75 kg) Tomate Raf (0,5 kg) Puerro (0,5 kg) Pepino (0,5) Aguacate (0,25 kg) Plátanos (0,5 kg) Naranja de mesa (1 kg) r> Total: 5 kg aprox.
3. Comprobamos que tenemos una oferta en la que suscribiéndonos (hacer que nos traigan una cesta cada semana), la cuarta cesta nos va a salir gratis: genial.
4. Introducimos nuestros datos, le damos a aceptar e introducimos la información de pago.
5. Mumumio también nos da la opción de cambiar algún producto que no nos guste. Yo les envié una nota diciendo que me cambiaran la calabaza (por sorpresa).

Y en próximos días pasaremos a la recepción del material: pondré fotos y comentaremos si merece la pena o no.


1 comentario »

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>